Spaldin Respira

Ergonómicamente adecuados, confortables, de alta resistencia y con las mejores propiedades térmicas. ¿Se puede pedir más?… Sí. Con este colchón hemos rizado el rizo… o mejor dicho, «el tubo.»

A esta lista de propiedades, era difícil añadirle algo… Cuando la postura del cuerpo es la adecuada consiguiendo comodidad a la vez, pudiendo ofrecer una garantía de 15 años, solucionando el problema de la retención de calor… ¿qué podía haber mejor que eso?

La Higiene.

Nos gusta llamarlo «el colchón que respira» porque además de proporcionar la solución para los problemas térmicos que no permiten dormir bien, este colchón soluciona un problema higiénico asociado a todos los colchones. Es sorprendente descubrir la cantidad de sudor que el cuerpo humano es capaz de generar durante las horas de sueño a lo largo de toda la vida del colchón (hablamos de una media de 200 litros de sudor al año).

Esa especie de tubos que podréis ver en el vídeo, son algo así como «muelles de última generación» y además de proporcionar comodidad, permiten la circulación del aire y la evaporación de la humedad.

Ciertamente, visto por dentro, nuestro Tubes tiene una pinta muy extraña, pero por suerte vosotros lo veréis recubierto de una lujosa funda de algodón orgánico y materiales atérmicos.