Abrazos de alquiler para dormir mejor

Son ampliamente conocidas las ventajas reales que aporta el contacto humano a nuestro organismo. Ahora, una empresa en Rochester, en el estado de Nueva York, pone a disposición de sus clientes un acompañante que les abrace durante la siesta. Por 60$ la hora, puedes echarte a dormir acompañado y cómoda, cálida y profesionalmente abrazado.

Jackie, propietaria de la Snuggery en NY
Jackie, propietaria de la Snuggery

Jacqueline, la propietaria de este negocio llamado la «Snuggery», dice creer firmemente en el poder curativo del tacto en las relaciones no-sexuales.  Y con todo lo aprendido acerca del tema, tenemos que darles la razón.

Compartir tu espacio de descanso con otra persona es muy bueno, siempre y cuando tu colchón no haga que saltes a lo canguro cada vez que tu pareja se da la vuelta. O siempre y cuando vuestra diferencia de peso no haga que tu colchón se convierta en una empinada pista de esquí para el que menos kilos tiene…

Si en la Snuggery han sido cuidadosos en la elección de sus colchones, y suponemos que lo han sido, las ventajas de que tu pareja a la hora de dormir sea una profesional que evitará roncar, o molerte a patadas, o clavarte un codo en las costillas u oler a potingue hidratante de noche… nos parecen muy interesantes.

Mientras os dejamos el enlace a su página web, nosotros nos dedicaremos a preguntarnos, en qué momento se nos podría ocurrir tomarnos una siesta en la Snuggery…

Este no es el único negocio de este tipo del que tenemos conocimiento, en la web RPP Noticias, encontramos algo parecido en Japón. » un local en el que hombres solitarios pueden pagar para dormir acompañados de una mujer». Os pasamos el vídeo que deja patente la diferencia de «estilos de negocio»… por decirlo de algún modo.